Aprovechar todo el potencial que tienen las mayores plataformas de redes sociales (Facebook, Twitter, LinkedIn, Instagram, Pinterest etc.) se ha vuelto indispensable para cualquier empresa que busque reforzar la lealtad de sus clientes actuales o darse a conocer entre sus clientes potenciales.

Para ello, resulta importante que las empresas gestionen de forma profesional sus perfiles, porque así serán capaces de transmitir sus mensajes publicitarios y de contenido de la mejor forma posible a su audiencia.

Claro, ésto para nada es tarea sencilla, ya que una adecuada presencia en redes sociales, debe ser supervisada por community managers, que son expertos en la materia y son quienes se encargan de crear y adaptar todo tipo de contenido de forma estratégica para cada red, haciéndolo accesible y comprensible a cualquier internauta, incluso a aquellos que hablan otros idiomas.

¿Por qué dar la espalda a esos posibles consumidores que se encuentran en otros países, pero que pueden necesitar en cualquier momento los servicios de su empresa?

Debemos tener en cuenta que las necesidades de internacionalización de muchas empresas, las han obligado a migrar sus contenidos a idiomas que logren encajar con el mensaje de publicidad y promoción que desean transmitir, pero para hacerles llegar ese mensaje a sus clientes, es necesario que los contenidos sean adecuados y de excelente calidad, de lo contrario sería imposible destacar entre los miles de mensajes que reciben los usuarios diariamente.

Es por eso que el incluir contenido en los idiomas más adecuados, es sin duda una nueva tendencia en gestión de contenido. Para esto, el recurrir a los servicios de empresas especializadas en traducción o en profesionales con conocimientos superiores de la lengua en la que nuestra empresa se quiera comunicar, resulta fundamental, esto nos evitará entre muchas cosas, caer en fatídicos errores de comunicación y en cambio nos permitirá publicar contenidos lingüísticamente correctos y adaptados a la cultura del país de destino.

Confiar en alguien que no es profesional, o peor aún, en un software cualquiera, sólo nos llevará a ofrecer una pobre imagen de nuestra compañía. No hay nada peor que un texto mal redactado o con errores ortográficos para una persona nativa de ese idioma.

FUENTE: www.trecebits.com