El fútbol y la celebración de los diferentes partidos representan la mejor excusa para aprender idiomas.

Moscú, como la capital de los idiomas.

En el Mundial de Rusia 2018, se hablan diversos idiomas y el español es el que ha contado con más representantes, ya que 8 de las 32 naciones que han competido, son hispanohablantes; lo que representa un parteaguas para la difusión de nuestra lengua.

Por otra parte, otros idiomas también fueron representados por más de un país, tales como el árabe (Arabia Saudita, Egipto, Marruecos y Túnez), el portugués (Brasil y Portugal), el inglés (Australia, Inglaterra y Nigeria) y el alemán (Alemania y Suiza).

Sin embargo, hay países que no tienen relación de idioma o no comparten la misma lengua como Japón, Polonia, Bélgica, Corea del Sur, Suecia, Serbia, Croacia, Islandia, Irán, Dinamarca y Rusia.

El sentimiento une a todos en la máxima fiesta del fútbol, pese a la dificultad del idioma.

Así lo muestra un reportaje de la cadena bdp de Perú.

Sea cual sea la opción elegida, es un buen momento para aprender vocabulario y expresiones de los diversos idiomas que se hablan en los países contendientes. El romper la barrera multilingüística es hoy en día, una nueva ventana a la comunicación y a la creciente interacción entre culturas.

Al final, el Mundial es una fiesta, donde el único idioma que se habla es el FÚTBOL.

FUENTE: www.aprendemas.com